martes, 26 de agosto de 2008

Envido

Hoy se ha celebrado la primera parte del Torneo de Mus de Ferias de Alcalá, en el que se llena prácticamente toda la calle Mayor de mesitas con sus parejas de mus. Este año eran casi 300 parejas, no está mal.

Ya se ha convertido en una tradición que alguien de la familia participe. Empezaron mi abuelo y mi padre cuando se apuntaron hace ya unos años y sin comerlo ni beberlo llegaron a ser cuartos, vamos, que se quedaron sin trofeo por poco.

Desde entonces, como parecía que era fácil, siempre han participado: o bien mi abuelo y mi padre o mi abuelo y mi hermano o diversas variantes (incluído hermano-tía). Este año, como mi padre está de viaje por Bruselas y Holanda, mi abuelo se ha apuntado por su cuenta con un amigo del club de jubilados y mi hermano y mi primo ha participado juntos. (En la foto se ve a mi hermano de espaldas a la izquierda y mi primo en frente. No los de la visera, los otros)

Enrique y Emi (mi hermano y mi primo, que me canso de repetirlo así, es muy largo) han ganado la primera partida y luego unos señores ya expertos en estas cosas les han liquidado. Pero la primera la ganaron 3-0, que conste! Mi abuelo y su amiguito han pasado a las rondas de mañana, así que parece que les ha ido mucho mejor. A ver hasta dónde llegan.

Yo, a pesar de saber las reglas del mus, se puede decir que no sé jugar. Si tengo buenas cartas, se nota, y no sé mentir. Estoy perdida en los faroles. Así que dejaré estas cosas a los expertos de la familia, y yo a mirarles y aprender.

2 comentarios:

Ani dijo...

Suerte al grupo de tu abuelo y su amigo!!!! Yo tampoco soy buena en el mus..
Un saludo!

Natalia dijo...

Puf, hoy han perdido a la primera. Una pena. Pero quedaban ya sólo ocho mesas, así que han llegado bastante lejos...
Es que esto del mus parece sencillo, pero es todo un arte y muy complicado ;D Saludos!!